Corría el año dos mil catorce. Juan Carlos I piensa renunciar como Rey. Entra en una nueva fase de su vida como Borbón, la de Rey Retirado. A su despacho van a llegar múltples peticiones de entrevistas y propuestas para hacer biografías de un Rey. No obstante, solo una llama su atención: examinar cuarenta años de monarquía y hacer su retrospectiva con entrevistas personales a él y a su ambiente. El director hispano-francés Miguel Courtois logra su documental, para el que cuenta con la cooperación de la biógrafa oficial. No obstante, la producción hispano-francesa no vio lo luz en España. No hasta el día de hoy, cuando TVE va a sacar el polvo amontonado aprovechando la data en la que Juan Carlos I se ha ido de España. Esto es todo cuanto hay tras el reportaje sobre Juan Carlos ‘Yo Juan Carlos I, Rey de España’.

Es extraño, puesto que los franceses pudieron ver y oir al Rey Retirado hacer un repaso de su vida oficial al paso que los españoles nos hemos debido conformar con verlo en YouTube o bien en la cadena francesa que lo emitió (France tres). La dirección del Ente Público en dos mil quince y dos mil dieciseis deshechó emitirla. ¿Por qué razón se censuró? ¿Qué contiene a fin de que entonces no se comprendiera como información de utilidad?

LA TEORÍA DE LA CENSURA, UNA SOMBRA EN EL EXPEDIENTE POPULAR
A lo largo de estos años se ha especulado con el motivo de la negativa de la dirección de TVE a producir un contenido que mismos habían pagado y alimentado de contenido con una buena parte de las imágenes del archivo que se ven en la pieza. Naturalmente, los cotilleos han ido fluctuando con el paso del tiempo. De este modo, por una parte, se ha hablado de que el Partido Popular se “enemistó” con la producción cuando ninguno de sus miembros apareció en él, favoreciendo la presentacia de otros históricos socialistas como Alfonso Guerra. Asimismo se ha especulado con presiones de Casa Real a fin de que no se diese pátina mediática sino más bien al nuevo Rey coronado frente al injuriado por las numerosas polémicas de sus últimos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *