El avance actual de las investigaciones para encontrar una vacuna contra el covid-diecinueve y las precauciones que se deben tomar apuntan a que la gente no comenzará a ser vacunada ya antes «de la primera una parte de dos mil veintiuno», dijo el día de hoy un alto responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
«Hay que ser realistas en cuanto a los tiempos. No importa cuanto procuremos acelerar el proceso, debemos estar seguros de que una vacuna es segura y efectiva, y esto toma su tiempo», afirmó el directivo de Urgencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.
«Estamos apurando las cosas todo cuanto se puede, mas esto no significa bajo ninguna circunstancias que vamos a tomar atajos en lo referido a la seguridad», recalcó el médico y alto directivo de la OMS en una sesión informativa dirigida al público generalmente por medio de las redes sociales.
En esa sesión, en la que asimismo participó la responsable técnica de la célula de administración de la pandemia, María Von Kerkhove, se recordó que no hay que tener expectativas desmedidas y creer que la vacuna va a ser una solución absoluta.
Ryan recordó que ninguna vacuna es cien por cien efectiva y mencionó el caso de la que existe contra el sarampión y que es considerada entre aquéllas que tienen mayor efectividad, que en un caso así llega al 95 por cien .
Otro aspecto a tener en cuenta será la duración de la inmunización que ofrezca la vacuna ya que la gente no comenzará a ser vacunada ya antes de la primera una parte de dos mil veintiuno. 
Son cada vez más las vacunas -entre las 23 que han llegado a etapas más avanzadas en investigaciones en distintas partes del planeta- que están llegando a la fase tres, que implica que tras haber mostrado ser seguras y cierta eficacia, pueden comenzar a ser administrada a miles de personas.
Se trata de la etapa anterior para la aprobación de una vacuna por la parte de las autoridades sanitarias de los países.
La organización ha recibido la confirmación de 14,73 millones de casos de coronavirus en el planeta, de los cuales 169.013 corresponden a las últimas veinticuatro horas.
Los fallecidos por esta nueva enfermedad son 611.284, lo que supone tres.503 más que en la víspera.
A lo largo de la sesión, una de las preguntas que más se repitió fue si es seguro asistir a acontecimientos masivos al aire libre. Von Kerkhove dijo que lo es si los participantes pueden sostener una distancia física de por lo menos un metro y cumplir con las medidas de higiene indicadas, particularmente el lavado de manos
Caso de que ello no resulte posible, recomendó el uso de mascarillas durante todo el evento.
Recordó que el virus se transmite desde personas inficionadas antes que empiecen a mostrar síntomas.
A los jóvenes, les pidió que no se dejen llevar por la idea de que si capturan el virus les causará, como máximo, síntomas leves.
Recordó que hay personas de ese conjunto de edad que han mostrado síntomas severos y que han sufrido secuelas de las que les ha costado semanas y hasta meses recuperarse.
«Al pulmón le toma bastante tiempo regresar a su capacidad normal y en algunas casos también el sistema cardiovascular queda afectado», recordó Ryan.
La OMS ha documentado numerosos casos de gente joven que requiere de tres a seis meses a fin de que sus órganos recuperen sus funciones normales, tras haber sufrido la enfermedad una decena de días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *